loader image

Remando Juntos

Del arte de pescar al arte de incidir: una metodología que enciende la esperanza de desarrollo y paz en las organizaciones del Canal del Dique

por | Mar 22, 2021

“Antes solamente nos creíamos habitantes de nuestro municipio, hoy nos reconocemos como actores importantes en el desarrollo de nuestro territorio”.  Así lo segura José Barcasnegra presidente dela Asociación de pescadores del corregimiento de Higueretal,  del municipio de Soplaviento en Bolívar, mientras se acomoda para buscar señal y poder continuar la entrevista telefónica que en estos tiempos de pandemia nos permite acortar distancias.

Este tipo de afirmaciones de los pobladores del Canal del dique, una zona que históricamente ha sido violentada no solamente por los actores del conflicto armado, sino que también ha sido vulnerada por actores de carácter público y privado, son una señal de que el acompañamiento que está realizando el Programa de desarrollo y Paz del Canal del Dique está recogiendo sus frutos en el territorio.

Foto 1: Pescadores del municipio de San Estanislao de Kotska durante el acompañamiento recibido por la Corporación Desarrollo y Paz del Canal del Dique.

Asegura Barcasnegra que hace unos años cuando él y sus amigos pescadores creían que solamente eran unos habitantes más del territorio, solo se preocupaban por pescar, y algunas veces asistían a una que otra reunión a la que los invitaban, y que a veces en esas reuniones, quizá daban algunos aportes que podían ser tomados en cuenta o no por las entidades que los visitaban, pero que “con el acompañamiento que hemos recibido por parte de la Corporación hemos fortalecido nuestras capacidades: por ejemplo sabemos cómo presentarnos a convocatorias, cómo presentar un proyecto, nos atrevemos a hacerle frente a las prácticas de pesca ilegal, votamos de manera consciente…” la seguridad con la que habla José es una muestra de que ellos y sus compañeros, se miran a ellos mismos y a su territorio con otros ojos. 


Más allá del arte de pescar

Carlos Castillo, asesor del eje de gobernabilidad democrática de la corporación afirma que “a partir del acompañamiento que brindamos  desde la corporación Desarrollo y Paz y desde las metodologías que implementamos, fortalecemos las capacidades individuales de la personas, las de las organizaciones de pescadores y consejos comunitarios, aportamos para que puedan mejorar su capacidad de relacionamiento, a que aprendan a relacionarse con otros actores y contribuyan a mejorar la democracia interna de su organización”.  Lo cual es de suma importancia porque los participantes de estos procesos pasan de interesarse no solo por tecnificar el arte de la pesca artesanal sino por entender su rol de ciudadano”.

José asegura que la forma en que los colaboradores de la corporación llegan al territorio, en que se relacionan con los pobladores y la manera en que facilitan los procesos marca la diferencia y los ha ayudado en su proceso de empoderamiento “en general otras organizaciones vienen, hacen lo que tienen que hacer y se van”

A lo largo de este proceso los pobladores valoran el hecho de poder leer su territorio con conocimientos claves que los ayudan a tomar decisiones de importancia y de participar en espacios como la mesa interinstitucional de pesca en donde salen con insumos para mejorar las políticas públicas en torno a la pesca “Hoy las entidades nacionales no vienen nada más a socializar, sino que nosotros exigimos que nos consulten, que cuando se piense en ejecutar proyectos sea concertado con nosotros, exigimos que se cumpla lo que se ha planteado en el marco de los planes de desarrollo, estamos pendientes de lo que sucede en nuestro territorio y alzamos la voz y denunciamos cuando se hace necesario, y eso se debe a los conocimientos que hemos adquirido y que nos permiten participar e incidir, de lo contrario nada de esto fuera posible”, agrega José.

Foto 2: Ciénaga Conella en el corregimiento de Higueretal: uno de los diversos cuerpos de agua que son el medio de vida de los pescadores del territorio.

Por su parte Carlos Castillo asegura que todo este acompañamiento “lo hacemos porque en el marco de un sistema democrático amparado por un estado social de derecho que pasa por lo cultural, lo económico, lo ancestral y lo político, estado y ciudadanos deben desempeñar un papel  muy activo en la construcción de una cultura de la legalidad, de la restitución de derechos, de transparencia, política y que debe involucrar el tema de la civilidad ciudadanía y convivencia” Y precisamente esto sólo se puede lograr cuando se da el paso de sujeto social a sujeto político.

Como ejemplo del paso de sujeto social a sujeto político, José cuenta que con la participación ciudadana de los habitantes del corregimiento de Higueretal consiguieron llevar a un habitante de este territorio al consejo municipal de Soplaviento “Nos organizamos hicimos el trabajo y logramos una curul en el consejo, ahora nos seguimos organizando porque deseamos que un hermano de Higueretal vaya a la Alcaldía, para que de manera conjunta y desde el ejercicio de la incidencia social y política sigamos trabajando por el desarrollo y la paz de nuestro territorio”.

En el marco de la gestión realizada por el eje de gobernabilidad democrática se están acompañando 30 organizaciones de pescadores, nueve organizaciones afros entre los departamentos de Sucre, Atlántico y Bolívar con las cuales se avanza en la implementación de esta metodología que busca mejorar el arte de relacionamiento de quienes hacen parte de ellas, así como el fortalecimiento de sus capacidades que permita fortalecer ese diálogo político entre institucionalidad e integrantes de organizaciones que se encuentran en el territorio.