loader image

Remando Juntos

Festival del Pensamiento de San Jacinto se abre a todos los Montes de María

por | Mar 23, 2021

Este año, y de manera virtual por las razones que todos conocemos, se celebra la XV edición de la Fiesta del Pensamiento en San Jacinto. Los organizadores buscan, a pesar de la pandemia y de las restricciones, procurar que las “conexiones” fortalezcan las relaciones nacidas en el marco de esta fiesta que cada vez más se consolidad como un referente cultural de carácter literario, poético, musical y artístico en el Caribe Colombiano. Participarán en esta ocasión los municipios montemarianos de San Jacinto, El Guamo, San Juan Nepomuceno, El Carmen de Bolívar, y el municipio sucreño de Ovejas.

Uno de los conversatorios de este año giró en torno a las esperanzas Montemarianas a partir de una pregunta muy concreta: ¿Como lograr una visión compartida de Región en Montes de María? 

El padre Rafael Castillo Torres, quien fue invitado al conversatorio, nos ha hecho llegar las memorias de su participación que compartimos en esta edición de Remando Juntos. 

“Pensar a una visión compartida de la subregión de los Montes de María supone que todos debemos hacer un viaje siendo cartógrafos de a pie por nuestro territorio. En ese viaje, que es hoja de ruta, muy seguramente, nos va a tocar medir altitudes, longitudes y latitudes. 

  1. El primer paso es poner a conversar el territorio y en profundidad con una paciencia casi histórica haciéndonos las preguntas que son pertinentes conforme a la identidad, naturaleza e historia de las comunidades montemarianos tanto de Sucre como de Bolívar.  Se trata de llegar, por consenso, a esa visión soñada y construida entre todos: 
  • ¿Cuándo pienso en cómo construir una visión compartida que ordene las esperanzas Montemarianas, qué es lo primero que se me viene a lamente? 
  • ¿Cuál es el principal reto que tenemos como región para alcanzar un desarrollo humano integral y sostenible?   
  • ¿Cuáles son las prioridades que debemos trabajar para hacer posible una visión compartida y construir entre todos la cara que queremos que tengan nuestros montes de María? 
  • ¿Qué tendríamos que trabajar en Montes de María   para que se dé, entre nosotros, un cambio en lo personal, lo relacional y lo estructural que permita una vida más humana, más decente y dichosa?
  • ¿Cómo ser una región amable y cordial, que hace del perdón la paz del corazón y de la reconciliación la paz en las relaciones? 
  1. El segundo paso en esa visión compartida es diseñar las estrategias que nos permitan ir avanzando en la visión del territorio: Si pensamos a lo público, como lo que es de todos, habrá que definir cómo será el fortalecimiento de nuestra institucionalidad con su nueva arquitectura y cómo serán los activos de ciudadanía en función del nuevo liderazgo político.  Para los temas de educación y cultura debemos partir del reconocimiento que estamos frente a los dos activos más importantes que marcan diferencia en el territorio. Lastimosamente con una educación tibia hemos experimentado una muy caliente corrupción. La esperanza es que la cultura, que recoge el ethos montemariano, sea la que siga integrando todo e integrándonos a todos. Sobre los temas que hacen referencia al Desarrollo humano integral sostenible, es claro que habrá que impulsar el que la totalidad del campo esté ocupada productivamente, encadenamientos al interior de la región, buen salario y buenos ingresos familiares, tecnologías intensivas en mano de obra, una seguridad alimentaria garantizada para la subregión, la lógica del modelo no ha de ser venda primero, sino produzca lo que la gente quiere; una educación que llegue a todos y con calidad con énfasis en los ambiental para generar el cuidado de nuestros ecosistemas y la vocación del  territorio, buena información y excelente comunicación como forma de construir acuerdos de manera concertada y ojalá, y en los posible, un estado controlado democráticamente. En temas de reconciliación y paz y por cuanto nos ha tocado vivir debeos promover una cultura y generar todo un clima social que haga del perdón la paz del corazón y de la reconciliación la paz en las relaciones. 
  2. El tercer paso es ir identificando, priorizando y categorizando los retos que nos puedan ir adentrando en esa agenda mínima para Montes de María que hagan sostenible nuestro territorio en lo económico, lo social, lo cultural y lo ambiental: 
  • Nuevos acuerdos de gobernabilidad para gestionar la región haciendo innovación institucional.
  • Reactivación de nuestra economía pensándonos en clave de ciudad región.
  • Mayor equidad en las oportunidades que se abren para Montes de María y que Montes de María abre al mundo. 
  • Desarrollo de nuestras identidades sociales y culturales.
  • La estabilidad social de cada ciudadano.